La historia dejó de ser aburrida, ¡sólo enciende la tele!

Nuestros maestros nunca enseñaron historia así. Desde la edad de piedra hasta la segunda guerra mundial, Historias Horribles es imperdible

Historia divertida y horrible

Es muy común no tener buenos recuerdos de la enseñanza de Historia en la escuela. Historia Universal era todo un reto: se hablaba de hechos desconocidos en sitios lejanos donde vivía gente incomprensible. Esa lejanía era patente si no teníamos la fortuna de contar con un buen profesor. Quizá de ahí venga el desagrado general por la materia.

Pero nunca más. El canal británico para niños de la BBC (CBBC) lanzó un programa para enseñar historia. O algo así. Basándose en una serie de libros homónima, Historias Horribles es un show televisivo para niños, que expone datos históricos que no enseñan en la escuela. O en los polvorientos libros de la SEP.

Historias Horribles es presentado como un conglomerado de programas de talentos, reality shows, noticieros y hasta videos musicales. Presenta los más inusuales datos de la historia occidental. Por momentos se enfoca en Inglaterra, pero eso no le quita lo nutritivo. Desfilan griegos geniales y romanos corruptos. Vikingos, piratas, sajones, incas, mayas, victorianos y georgianos se disputan el protagonismo del programa.

De este modo, hay canciones sobre el modo de vida entre los antiguos egipcios. Intercambio de esposas en la edad media. Las muertes más estúpidas en la primera guerra mundial. El reporte geográfico de las cruzadas. Y en este montón de parodias y sucesos sobre lo detestable, lo vergonzoso y lo cómico, vamos aprendiendo historia.

Definitivamente es una gran opción para encender en los pequeños muchas ganas de saber más sobre historia. Y bueno, no sólo en ellos, sino los adultos también podemos disfrutarlo y aprender. El Canal Once, por supuesto, nos trae la posibilidad de disfrutar de Historias Horribles dentro de su programación, por la barra de Once Niños, los martes y jueves a las 5:30 pm.

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

¿Qué opinas?